Facebook Twitter Google +1     Admin

16/09/15

 

El reloj tuerto del atardecer

suena surrealista pero no lo es

será que no era tuerto sino cojo

y todo se debía a un error de percepción

cojo porque saltaba de minuto a minuto

con un bamboleo lateral como un

zigzag una sinuosidad nerviosa

y tal vez no fuera el atardecer

sino el alba o esa hora en que la luz

de tan incierta adopta colores imposibles

tiene aire de frontera es puro misterio

quizá no era ni siquiera un reloj

aunque parecía un objeto plano y circular

o cuadrado y ni tan plano ni tan objeto

que no vale la pena describir

podía ser apenas una idea o un concepto

entonces quizá debería haber dicho

la duda maleable del alba

o el arabesco fugaz del tiempo

o el color inapresable del instante

o no decir nada huir de la palabra

solo confiar en el sonido

un tam tam cercano a los latidos

del ritmo de la vida cuando

habita un cuerpo y más tarde

a ese cuerpo se le da por la metáfora

como si valiera la pena como

si tuviera sentido como si

se pudiera atrapar en palabras

el misterio inefable de estar vivo

 

 

20/09/2015 13:23 Carlos ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris