Facebook Twitter Google +1     Admin

ubicación

 

Voy

a internarme

quince espacios

a la derecha del margen

para decir

en el medio de la página

que esta

es mi voz

para establecerme

en la quietud

del silencio.

 

 

05/12/2016 19:49 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

poema del poema que no se puede escribir

 

Puse la lapicera en la mano

dejé la mano sobre la hoja de papel

y esperé

no pasó nada

la mano no se movió

yo quería un poema

una idea una frase

que pudiera empezar un texto

pero nada

probé decirle palabras

que la motivaran

le dije muerte le dije amor

le dije mamá

le dije tiempo cielo Paraná

y nada

ya desalentado me salió

un tenue reproche

le dije mano… mano…

entonces reaccionó

se movió un poco

empezó a escribir:

“puse la lapicera en la mano

dejé la mano sobre la hoja de papel

y esperé”

 

 

 

27/07/2016 15:56 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

silos en el agua

20160711162853-20160709-154939-1.jpg
11/07/2016 12:28 Carlos Cronicón No hay comentarios. Comentar.

colectivo

 

Esta mañana

mientras viajaba en colectivo

me enojé con el señor que hablaba

por teléfono en voz alta

porque hablaba por teléfono

en voz alta

me enojé con la señora gorda

que obstruía el pasillo

con su voluminoso cuerpo

porque obstruía el pasillo

con su voluminoso cuerpo

me enojé con el bebé que lloraba

con berridos estridentes

porque lloraba

con berridos estridentes

me enojé con el conductor

que manejaba con brusquedad

porque manejaba con brusquedad

hasta que en una bocacalle

un rayo de sol me encegueció

y tuve que cerrar los ojos

entonces comprendí la verdad:

estaba enojado conmigo

por ser simplemente yo mismo.

 

 

 

13/06/2016 17:26 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

ella

 

Ella me dijo:

entre mis muslos hay un mundo

no puedo abrirlos

o todo se vaciará

 

Ella dijo

(ya no para mí)

mis muslos son mundos

que contienen el aliento

antes de respirar

 

Ella dijo en voz muy baja

(creo que hablaba sola)

estos muros no son míos

son los pilares mudos

de un ojo ciego

 

Ella no dijo

más bien pensó:

entre mis muslos está el vacío

que contiene todo

 

Ella hizo silencio

sus muslos se abrieron lentamente

y la noche cayó

 

 

 

07/05/2016 14:54 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

ventana y peras

20160413151301-ventana-y-peras.jpg
13/04/2016 11:13 Carlos Cuestion arte No hay comentarios. Comentar.

el infinito viajar

textos y pinturas publicados en el magnífico blog llevado adelante por la incansable Selva Dipasquale. Orgulloso de formar parte de ese proyecto.

http://elinfinitoviajar.blogspot.com.ar/2016/04/carlos-ardohain.html

 

07/04/2016 08:37 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

Oh

 

Oh dios mío

cuánto egoismo cerril

cuánto miedo ancestral

nos impelen a decir dios mío

cuando es claramente el dios de todos

y más claramente el dios de nadie

el nada dios de la nada naturaleza toda

el no dios de la cósmica nada

ni lógico ni matemático ni filosófico

Oh my god

con ese  miedo de niño huérfano

abandonado en la oscuridad

que no se atreve ni siquiera a respirar

para no hacer ruido para no

exhalar de sí lo que pudiera ser su ser

lo único que le queda

todo lo que tiene

es decir nada

padre nuestro

que te decimos padre para fingir

que lo eres para sentir

que tenemos uno

no debiera hacernos falta

la mentira de creer

pero abrimos la ventana de los ojos

y tenemos enfrente el cosmos

demasiado grande

demasiado bello

demasiado caos

Aquiles y la tortuga

jugando al ajedrez

la Osa mayor devorando

a la menor

pura y titilante trigonometría

millones de ojos de luz

en la oscuridad eterna

cierro los ojos y los abro para poder

cerrarlos otra vez

oh dios mío

oh my god

el vértigo de estar de pie

en medio del infinito

 

 

15/11/2015 13:14 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

16/09/15

 

El reloj tuerto del atardecer

suena surrealista pero no lo es

será que no era tuerto sino cojo

y todo se debía a un error de percepción

cojo porque saltaba de minuto a minuto

con un bamboleo lateral como un

zigzag una sinuosidad nerviosa

y tal vez no fuera el atardecer

sino el alba o esa hora en que la luz

de tan incierta adopta colores imposibles

tiene aire de frontera es puro misterio

quizá no era ni siquiera un reloj

aunque parecía un objeto plano y circular

o cuadrado y ni tan plano ni tan objeto

que no vale la pena describir

podía ser apenas una idea o un concepto

entonces quizá debería haber dicho

la duda maleable del alba

o el arabesco fugaz del tiempo

o el color inapresable del instante

o no decir nada huir de la palabra

solo confiar en el sonido

un tam tam cercano a los latidos

del ritmo de la vida cuando

habita un cuerpo y más tarde

a ese cuerpo se le da por la metáfora

como si valiera la pena como

si tuviera sentido como si

se pudiera atrapar en palabras

el misterio inefable de estar vivo

 

 

20/09/2015 13:23 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

demonio anidador

20150725170441-demonio.jpg
25/07/2015 13:04 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

poema sin nombre

 

Como los presos

como los caballos maltratados

como los olvidados

los dejados de la mano de dios

seres ajenos a la existencia

ajenos incluso a la ajenidad

como los exiliados

como los peces fuera del agua

(como si verlos boquear desesperados

fuera el secreto propósito

del pescador)

como vos y como yo

cuando no estamos juntos

y nada nos parece real

ni necesario

para nosotros

cuando no somos nosotros.

 

30/04/2015 09:50 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

laberinto de una sola línea (variación 2)

 

Conocedor de la personalidad de su víctima —respetuosa a ultranza de leyes, normas y reglamentos—, el asesino dedicó toda una noche a cambiar señales de tránsito y dirección, nombres de calles y números, y alteró de este modo la topografía y la circulación de una parte de la ciudad.

Al día siguiente, la víctima asumió las novedades como una mejora en la cosa pública y, al seguir las señales que lo llevarían al trabajo, desembocó con su automóvil en un precipicio homicida, aunque lógico.

 

29/04/2015 09:25 Carlos Relatos No hay comentarios. Comentar.

laberinto de una sola línea (variación 1)

 

Quizá en los breves instantes en que se precipitaba en el vacío, pudo intuir la fatigosa tarea del asesino que había cambiado todas las señales de tránsito y dirección, todos los nombres de las calles y la numeración del camino que él hacía todos los días en su automóvil para llegar al trabajo.

Ese día, cuando notó los cambios y empezó a seguir el nuevo trayecto, su respeto inclaudicable de normas y reglamentos le sugirió que las novedades serían una mejora en la cosa pública. Solo advirtió la trampa cuando desembocó en el precipicio homicida.

 

29/04/2015 09:23 Carlos Relatos No hay comentarios. Comentar.

laberinto de una sola línea

 

Notó los cambios, sí;  pero su respeto inclaudicable hacia normas y reglamentos lo había llevado a pensar que las novedades serían una mejora en la cosa pública.

Alguien había cambiado señales de tránsito y de dirección, nombres de calles y la numeración de ese camino que todas las madrugadas recorría en automóvil para llegar al trabajo. Solo advirtió la trampa al desembocar en el precipicio fatal; y seguramente fue entonces, en los breves instantes en que caía hacia la muerte, cuando pudo intuir la fatigosa tarea de su asesino.

 

 

 

28/04/2015 00:51 Carlos Relatos No hay comentarios. Comentar.

en el principio

 

Es hora de enmendar un error. No era barro el material que usó el creador para modelar al primer hombre. Era mierda, que fragua mejor. Tuvo que elegir primero de qué animal sería. No podía ser estiércol de pájaro porque necesitaba armar un modelo grande. Lo trabajaría como si fuera arcilla, pero usó bosta de gliptodonte fresca, o, mejor es decir, reciente. La fue ablandando con su propia saliva a medida que se concentraba en los detalles que, sabemos, son su debilidad. Podía haberlo hecho mejor, pero llegado un punto consideró que estaba listo. La evolución haría el resto; completaría, con sus necesidades de adaptación al medio, la tarea.

Al principio lo seguían las moscas a todos lados donde iba. Pero con el tiempo su sudor fue perdiendo fetidez, su metabolismo fue cambiando y disminuyeron notoriamente los pelos que tenía en el cuerpo.

Descubrió pigmentos con los que podía adornar las paredes de su caverna. Primero estampó sus manos, después dibujó los animales que deseaba comerse. Los mismos a los que les había dado nombre.

A la luz del fuego se inquietaba con las sombras que proyectaba su propio cuerpo. Pero pronto tuvo una compañera, una hembra de su especie que olía parecido pero diferente. Y esa diferencia en el olor lo atraía. Nunca más durmió solo y dejó de temer a las sombras. Ahora tenía miedo de no verla. Cuando volvía con una presa se la entregaba como un regalo o una ofrenda. Más tarde la comían juntos antes de unirse en el suelo.

Después algo pasó. El creador se disgustó con ellos, los maldijo y los echó de aquella tierra. Debieron empezar una nueva vida (una vida de padecimientos y dolor, les dijo Él que tendrían a partir de ese momento). Sin embargo, a pesar de todo, podríamos decir que fueron felices. Tuvieron hijos, trabajaron duro, estuvieron juntos hasta la muerte.

La historia denominó pecado original a aquel malentendido. Yo creo que fueron celos.

 

16/04/2015 08:42 Carlos Relatos No hay comentarios. Comentar.

amanece

 

Amanece. La cara este de los edificios refulge como si estuviera fabricando el día. No hay palabras. Mentira, sí hay, pero las palabras se sientan a contemplar la belleza y se niegan a trabajar. El aire espeso del puerto se diafaniza a medida que avanza la luz. Todo es tan fugaz y tan eterno. Oro y olor a vida. Hora del ojo emocionado. No hables, mirá.

 

 

14/04/2015 09:00 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

aire

 

El aire repentinamente limpio

¿diáfano?

perdió la densidad brumosa

que me permitía, mientras

estiraba la mirada hacia los puentes de La Boca,

vislumbrar tu imagen en alguna vibración

grisácea de la atmósfera del suburbio.

 

Supongo que es inevitable sufrir

los daños colaterales de la lluvia

 

06/03/2015 09:22 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

(de) construcción

 

Argamasa blanda

por la que podría pasar una mosca

si se esforzara, nadando con sus alas

aunque claro, después no podría volar

una argamasa así permite que las paredes

resistan los embates del desamor

incluso del odio, pero sin embargo

la soledad la deja impávida

irresoluta inconmovible

casi en el mismo estado

en el que me dejaste

cuando dijiste que me dejabas

congelado

detenido en el tiempo

como una mosca

que no puede volar

por haber atravesado

argamasa blanda

creyéndose única

 

 

22/02/2015 06:52 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.

año nuevo chino

 

Una cabra que se llame magia

y que viva en una casa que no sea una casa

en un lugar que no sea un lugar

puede ser una piedra

y en esa piedra puede estar su casa

y también estar el mundo todo el mundo

y a la vez no estar

 

Una cabra que dure un año mil años un segundo

 

El corazón del hombre también puede ser una piedra

en la que habite todo el mundo

pero solo en la superficie

 

Ahora recuerdo

que en el medio del camino había una piedra

y vino una cabra y se la comió

 

21/02/2015 05:29 Carlos Poética No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris