Facebook Twitter Google +1     Admin

Oh

 

Oh dios mío

cuánto egoismo cerril

cuánto miedo ancestral

nos impelen a decir dios mío

cuando es claramente el dios de todos

y más claramente el dios de nadie

el nada dios de la nada naturaleza toda

el no dios de la cósmica nada

ni lógico ni matemático ni filosófico

Oh my god

con ese  miedo de niño huérfano

abandonado en la oscuridad

que no se atreve ni siquiera a respirar

para no hacer ruido para no

exhalar de sí lo que pudiera ser su ser

lo único que le queda

todo lo que tiene

es decir nada

padre nuestro

que te decimos padre para fingir

que lo eres para sentir

que tenemos uno

no debiera hacernos falta

la mentira de creer

pero abrimos la ventana de los ojos

y tenemos enfrente el cosmos

demasiado grande

demasiado bello

demasiado caos

Aquiles y la tortuga

jugando al ajedrez

la Osa mayor devorando

a la menor

pura y titilante trigonometría

millones de ojos de luz

en la oscuridad eterna

cierro los ojos y los abro para poder

cerrarlos otra vez

oh dios mío

oh my god

el vértigo de estar de pie

en medio del infinito

 

 

15/11/2015 13:14 Carlos ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris